sábado, 25 de julio de 2015

Chicharrones de pollo




Chicharrones de pollo
Los Chicharrones de pollo son un plato típico de Puerto Rico, uno no puede ir a pasar unos días allá y no probarlo. A mis hijos se los hago desde que son pequeños y les encanta. A mi me traen muchos recuerdos, sólo su olor cuando se están cocinando me traslada a mi infancia,  a mi juventud....a mis estancias allá, a mi familia, amigos, las fiestas divertidísimas y animadísimas....aquel calor húmedo, sus playas y sus montañas. Soy una enamorada de Puerto Rico, no lo puedo negar.

Os voy a dar las medidas para el adobo, pensando que el pollo sea de tamaño mediano, el peso se calcula cuando el pollo está totalmente limpio,  por dentro y por fuera. Yo lo sustituyo por el adobo criollo que compro y si, le añado aceite, vinagre y sal, lo que aparece en la foto. 

En Puerto Rico, suelen hacer un plato combinado, con la carne que se elija, algún arroz con legumbres y alguna ensalada, y se suele acompañar de aguacate y tostones. Estos son de plátano macho frito y sustituyen al pan. Si mañana encuentro los plátanos... pronto os pondré la receta de los tostones. En España, los plátanos no son fáciles de encontrar en el momento de maduración que necesitamos para cada receta.


INGREDIENTES:                                       
Chicharrones de pollo, ingredientes

1 Pollo troceado
1 Taza de Harina
4 Tazas de aceite vegetal

ADOBO:

Según peso
2 Libras 1/2 - Aprox 1Kg y 1/4

2 Dientes de ajo
3 granos de pimienta blanca
1 cucharadita de orégano
2 1/2 cucharaditas de sal
1 1/2 cucharadita de aceite de oliva
1/2 Cucharadita de vinagre



PREPARACIÓN:

Trocearemos el pollo, si no lo habéis comprado en piezas. Debemos intentar que los trozos sean lo más parecido posibles de tamaño, para que cuando lo vayamos a freír se haga todos a la vez.

Lo adobaremos el día antes,  lo tapamos y lo guardamos en la nevera. 

Chicharrones de pollo, preparación 1


Ponemos el aceite e calentar en una olla profunda, para que no salpique. Y vamos pasando los trozos de polo por harina, que se impregnen bien y los ponemos a freír. No lo pongáis todos de golpe, porque no se van a cocinar bien. Yo ésta vez lo he hecho en dos tandas.



 Al sacarlos del aceite, los ponemos sobre papel secante, o papel de cocina, para quitarle el exceso de grasa. Y ya están listos para comer.  Quedan muy curjientes y muy sabrosos gracias al adobo.
Esta es la foto de los Chicharrones de pollo.

Chicharrones de pollo

Espero que os guste!!!

viernes, 24 de julio de 2015

Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín)


Calabacines relleno en frío 4Esta es otra de las recetas que he aprendido con mi tía y los productos de su huerta. En España es muy típica la tortilla de patata, que ya la haré otro día, sobretodo para los amigos de fuera de España,. Realmente tiene unos ingredientes que encontramos en cualquier parte del mundo y sin embargo no se cocina en todas partes y lo mejor es que es un plato que gusta a pequeños y mayores.

La verdad es que a los hombres y a los niños, no les gustan mucho las verduras, así que hacer una tortilla es una forma de disfrazarla. Las verduras son algo fundamental en nuetra dieta y no las podemos descartar y tienen muchas formas de preparación, ya sean como crema, guisadas, como acompañamiento, como parte de una salsa, con un arroz o pasta...en fin hay mil recetas para cada ingrediente y en cada país se le da un toque especial.


Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín), ingredientes




INGREDIENTES:

3 Huevos (depederá de la sartén que elijamos)
3 Calabacínes pequeños
Ajo prensado
Perejíl
Aceite de oliva
Sal al gusto





PREPARACIÓN:

En la sartén donde vamos a cuajar la tortilla, podremos los calabacines troceados (recordad que no se le quita la piel) el ajo prensado, la albahaca y un buen chorrro de aceite de oliva. 

Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín), preparación 1
Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín), preparación 2Tapamos la sartén y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento.

Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín), preparación 3Una vez que estén los calabacines en su punto, se le añaden los huevos batidos y esperamos que se vaya cuajando, siempre a fuego lento, para que no se queme por fuera y se cocine también por dentro.
Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín), preparación 4



Le damos la vuelta  hasta que se cuaje por el otro lado y entonces la pasaremos a la fuente donde la presentaremos.








Yo utilizo éstas tapas con la gallinita, que compro en Florencia y son perfectas para dar la vuelta a las tortillas, encanja  con cualquier tamaño de sartén. A lo mejor las podéis encontrar en alguna tienda de regalos...

Y Aquí está nuestra Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín).

Frittata di Zuchini (Tortilla de calabacín)

Esta receta es fácil, muy completa, rica y con muy pocas calorías.
Pongo foto de la tortilla que he hecho hoy, todas quedan distintas...


Calabacines relleno en frío 2


Calabacines relleno en frío 3

Una opción para esta tortilla, que es la que le gusta a mi marido,
Es ponerla como un pincho, con una rebanada de pan y un poco de mayonesa por encima.

Calabacines relleno en frío 4

Espero que os guste!!!




jueves, 23 de julio de 2015

Alcachofas aliñadas


Este es un aperitivo que nos pusieron en un Bar de Badajoz, una noche que fuimos a cenar con unos amigos.... os pongo en situación...

Alcachofas aliñadas...Era un viernes de Cuaresma... (día de no comer carne) y a todos los que estábamos nos gusta cumplir con el Precepto de Ayuno y Abstinencia. Nos trajeron un aperitivo de salchichón ibérico,  por cierto que estaba buenísimo, lo probamos porque no nos dimos cuenta que era viernes....así que cuando caímos....le dijimos al dueño de Bar que por favor nos lo cambiara por algo que nos pudiéramos comer sin sentirnos mal. Entonces fue cuando nos trajo estas alcachofas, riquísimas, y como estábamos intentando descubrir la receta....le preguntamos y nos acabó contando cómo las hacían. Los ingredientes los habíamos intuido más o menos, pero a veces el orden al añadirlos cuando los estamos cocinando, hacen que el resultado sea diferente.

Os lo presento como aperitivo, pero no deja de ser un perfecto primer plato, tanto para verano como para invierno, pues lo podemos comer en frío o en caliente.  En casa suelo tener latas de alcachofas pues a mi marido y a mí nos encantan y además son estupendas para el hígado. En un momento dado es una "comida-curativa".
Alcachofas aliñadas, ingredientes


INGREDIENTES:


1 Lata de corazones de alcachofas
2 Dientes de ajo laminados
Aceite de oliva
Vinagre de Jerez
Hojas de laurel
Pimentón dulce







 PREPARACIÓN:

En una sartén ponemos un fondo de aceite de oliva y los dientes de ajo laminados. los doramos para luego añadirle las alcachofas troceadas, para que así se impregnen bien del aliño.

Alcachofas aliñadas, preparación 1


Una vez añadimos los trozos de alcachofa, le ponemos un buen chorro de vinagre, un poco de pimentón dulce, las hojas de laurel y lo dejamos cocer a fuego lento para que 
vayan tomando su sabor.

Alcachofas aliñadas, preparación 2

Ya tenemos listas para servir las Alcachofas aliñadas.


Alcachofas aliñadas,

Después de dejarlas cocer un ratito a fuego lento, unos 10 minutos para que estén listas, es el momento en que debemos mover la sartén lentamente para que se vaya trabando.  
Ya os he dicho que están ricas frías o calientes. 


Espero que os gusten!!!














miércoles, 22 de julio de 2015

Macarrones con judías verdes


Macarrones con judías verdes
Esta receta me gusta mucho por lo original que es. Creo que para todos será una novedad. Desde luego nunca he visto ésta mezcla de pasta y verdura, en ningún restaurante de Italia. Si que hay pasta mezclada de colores, o la pasta con salsas de verduras o legumbres.

El otro día hablando con mi tía, me comentó que se la había inventado,  para que los sobrinos cuando éramos pequeños nos comiéramos las judías verdes. Todos sabemos que  las verduras no son el plato favorito de ningún niño, así que de esta manera quedan camufladas y nos encantaban. Resulta un plato completo y muy sano.

Yo en España, siempre compraba las judías verdes congeladas, pues frescas no las encontraba, pero últimamente son fáciles de ver en cualquier supermercado. De todos modos congeladas o frescas quedan muy ricas.

No sé si sabréis cómo calculan en Italia, la cantidad de pasta que vamos a comer.  Para la pasta corta, como ellos la llaman,  (en España macarrones), se calcula por puñados, (con la mano un poco abierta) uno por cada comensal y uno más para la olla.  De esta manera cocinamos la cantidad de pasta que vamos a comer, ya que como tiene que estar al "dente", no resultará igual de rico si la recalentamos.

Una de las hierbas aromáticas por excelencia en la cocina italiana es la Albahaca. La podemos comprar seca o fresca, venden unas bolsitas con unas cuantas hojas de albahaca fresca, pero que debemos consumir rápido para que no se estropeen. Ultimamente en los supermercados en España es fácil encontrar diferentes hierbas en macetas pequeñas, es la mejor manera de tenerla a mano lista para comer. Esta es la que tengo ahora en casa.

Macarrones con judías verdes, albahaca

Macarrones con judías verdes, ingredientes



INGREDIENTES:

Judías verdes redondas
Macarrones
Aceite de oliva
Ajo prensado
Queso Parmesano
Albahaca
Guindilla (al gusto)


PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será limpiar las judías, ya que siempre tienen alguna hebra. Las cortaremos del mismo tamaño que los macarrones y los pondremos a juntos a cocinar cuando el agua rompa a hervir. Tardarán como unos 8 minutos en cocerse. En ésta receta, al llevar las judías verdes, el cálculo de la pasta lo haremos diferente, sólo un puñado, (en este caso un poco más pequeño) de pasta y uno de judías por cada comensal. 

Mientras el agua se calienta y se cocina la pasta, prepararemos la salsa, en la fuente donde vamos a servir la pasta. Le pondremos el fondo de aceite, el ajo prensado, la albahaca picadita y la guindilla, con un tenedor lo batiremos para potenciar el sabor. 
Macarrones con judías verdes, preparación 1
Cuando esté lista la pasta, la colaremos y la pondremos en la fuente, le añadimos el queso Parmesano y le damos la vuelta para que la salsa se distribuya y queden bien impregnados de aceite. (No debe tener exceso de aceite.)

Macarrones con judías verdes, preparación 2
Listos para comer.
Macarrones con judías verdes,
Espero que os guste!!!



martes, 21 de julio de 2015

Pisto Manchego

Pisto ManchegoEl otro día con las Empanadas de Nena, os hablé del Pisto Manchego. Es un plato típico Manchego, al los que no sois españoles, os recordará al Quijote de la Mancha... 

Es en principio un primer plato, lo suelen comer con huevos fritos o con huevos revueltos. Anque la verdad que acompaña a cualquier plato ya sea carne, percado, pollos..., pues no deja de ser un guiso de verduras. Por ejemplo en muchas de las recetas que podemos encontrar de "Arroz en Paella" le añaden la "fritada" que así lo llaman en Valencia, pero no deja de ser un pisto manchego, muy deshecho para que le de gusto, pues en el arroz, no hay que encontrarse los trocitos de verdutras, ya que lo utilizan como "sofrito". 

Como en todo hay muchas variedades, se suelen poner verduras de temporada. Yo os voy a dar la receta que me enseñó mi madre, a ella le encantaba y sobretodo con huevos fritos.

Debe haber equilibrio entre los ingredientes, pues si no sería un guiso del que predomine en cantidad.


INGREDIENTES:
Pisto Manchego, ingredientes

Aceite de oliva
Calabacín
Tomate natural o triturado
Cebolla blanca
Ajo prensado
Pimiento verde italiano
Sal al gusto




 PREPARACIÓN:

En un caldero se ponen todas las verduras partidas, (al gusto)  se le añade un chorro de aciete de oliva, que las impregne, no que las cubra.... y se pone a fuego lento hasta que se pochen. Veréis que la cebolla cambia de color. Yo suelo utilizar el tomate triturado, pues el natural tiene mucha agua, lo debíes estrujar con la mano para eliminar el exceso de agua.


Pisto Manchego, preparación 1


Pisto Manchego, preparación 3Pisto Manchego, preparación 2 

Una vez las verduras esten pochadas, añadimos el tomate triturado, tapamos y dejamos que cueza a fuego lento, hasta que el calabacín esté blando.








Este es el aspecto final, listo para comer.

Pisto Manchego

Esta ha sido hoy mi cena, un poco de Pisto Manchego, una tortilla francesa de dos huevos de campo y un poco de lacón con aceite de oliva y pimentón dulce. Riquísimo y sanísimo!!!!

Pisto Manchego 1
Espero que os guste!!!




lunes, 20 de julio de 2015

Risotto di Zuchini (calabacín)


Risotto di Zuchini (calabacín)
Hoy tenemos cocina italiana. Este arroz meloso es muy "typical italian", lo hacen con cuaquier verdura, como calabacín, repollo, col, alcachofa, setas de cualquier tipo. Da igual el ingrediente que pongamos, la base es la misma. Así que la receta la podéiis aplicar a cualquiera de ellos.

Mis tíos viven en una villa a las afueras de Florencia,  tienen una huerta que le cuidan los caseros y le dan muchísimos vegetales,  que por cierto que son maravillosos, recién cogidos, tan frescos y naturales que no comparan con los que se compran en el supermercado. Las salsa de tomate que preparan son estupendas y claro, mi tía me ha enseñado muchos trucos. 

La verdad que hay tantas variedades de productos, y viviendo en España que la dieta es "Mediterránea" como en Italia, los calabacines que compramos en España son diferentes que los florentinos, que son pequeños, delgados y más claros de color, aunque el sabor es igual. Esta receta la he hecho con producto español. Espero que os guste tanto como a mi.

En Italia igual que en España hay gran variedad de arroces, unos especiales para cocinar en paella, otros de grano largo, grano normal, cada uno especial para una cosa. Yo suelo comprar el arroz extra, que es de grano normal. Marcas hay tantas que mejor es no nombrarlas. Utilizad el arroz que más os guste, que no sea de grano largo. En Italia el que utiliza para este plato es que llaman "arboreo".

Os contarré un detalle del calabacín. En España todo el mundo le quita la piel, como si fuera un pepino, pero en Italia,  jamás se lo quitan. Un día a mi tío le dije que yo en España pelaba el calabacín, y como buen florentino,  me regañó, jajaja, pues es en la piel donde tiene todo el sabor y las vitaminas.  Probadlo con la piel pues la diferencia es notable. Ya me contareis...

Risotto di Zuchini (calabacín), ingredientes
INGREDIENTES:                             


1 Calabacín mediano
1 Taza de Arroz extra 
2 Tazas de agua
Aceite de oliva
1 Cubito de caldo (opcional)
2 Dientes de Ajo
Perejil seco
50 grs de Mantequilla
Queso Parmesano Grana Padano



PREPARACIÓN:

Yo hago el Risotto di Zuchini (calabacín), en la olla de presión rápida, así que os daré los tiempos que ya sabéis que toma más o menos la mitad que la olla a presión normal.

Antes de nada, os voy a enseñar un prensa-ajos, cada vez se utiliza más, pero no en todas las cocinas lo encontramos, yo viajo con él como con otras tantas cosas como el adobo criollo o el pelador de patatas o descorazonador de manzanas, que tanto utilizo.

Risotto di Zuchini (calabacín), preparación 1
El prensa-ajos hace que le demos el sabor más intenso de ajo y no nos encontramos los trocitos en la comida.  A mi, personalmente, no me gusta comer ajo, pues no me sienta especialmente bien, de ésta manera, le damos el  gusto que necesita nuestro plato sin tener que masticarlo.

Primero troceamos el calabacín, con su piel en ruedas finas y lo salteamos en la olla con aceite de oliva , el ajo prensado y perejil seco (si os gusta mucho el perejil, lo podéis poner fresco,  el sabor es mucho más intenso). 

Risotto di Zuchini (calabacín), preparación 2








Cuando se haya pochado un poco le podremos añadir el arroz, os pongo foto para ver el aspecto. Siempre suelta agua, que no la tenemos que quitar, le da mucho gusto.

Risotto di Zuchini (calabacín), preparación 3





En ese momento se añade el arroz y se le da una vuelta, para rehogarlo y le añadiremos el agua, siempre el doble que la cantidad de arroz. Se le puede añadir un cubito de caldo de pollo, pero os diré que yo no se lo suelo poner, no le hace falta, la mezcla de los ingredientes para mí es suficiente.
Risotto di Zuchini (calabacín), preparación 4
Ahora es cuando cerramos la olla, como es la rápida, cuando pita calculamos 7 minutos y entonces la ponemos bajo el grifo de agua fría, para quitarle el exceso de presión y poder abrirla.

Risotto di Zuchini (calabacín), preparación 5
Una vez abierta la olla, le añadimos la mantequilla y una cantidad generosa de Grana Padano (que siempre le podemos añadir en el plato servido...) y le damos la vuelta. Como queda agua, parece que sobra, pero en seguida se evapora y queda perfecto. Lo debemos dejar reposar un momento para que esté en su punto para comer. Es perfecto como primer plato.

Este es el aspecto final, después de 2 minutos de reposo. Listo para comer. La mantequilla se funde con el queso y el calor del arroz y así toma la textura perfecta, no debe de estar demasiado blando, ya sabéis que en Italia, todo es "al dente", el arroz queda meloso.
Espero explicarme bien....ya me diréis....
Otro día os lo haré de Funghi Porccini, (o boletus edulis), en cristiano "una variedad de seta".
Aquí está nuestro Risotto di Zuchini.

Risotto di Zuchini (calabacín)
 Espero que os guste!!!

domingo, 19 de julio de 2015

Solomillo de cerdo al ajillo


Solomillo de cerdo al hornoEsta receta me la ha mandado una amiga y seguidora de este blog. Hoy la he hecho y a todos les ha gustado mucho en casa. Espero que os guste tanto como a nosotros.

Me gsusta mucho preparar carne de cerdo,  pues la verdad que admite tanta variedad de recetas que todos los días parece que comes un plato nuevo, ya sea al horno, empanado, guisado con salsa,  acompañado con ensalada,  patatas, con arroz...


INGREDIENTES:                         
                 
Solomillo de cerdo al horno, ingredientes

2 solomillos de cerdo limpios 
2 patatas medianas 
200 ml. de aceite de oliva
100 ml. de aceite de girasol 
250 ml. de vino blanco 
5 dientes de ajo 
Perejil 
Pimienta negra molida 
Sal




PREPARACIÓN:

Encender el horno a calentar a 225ºC, para que, en el momento de tenerlo listo, el horno esté perfecto.
    Solomillo de cerdo al horno, preparación 2Solomillo de cerdo al horno, preparación 1
  •  
  • Mientras, echamos en un cuenco el aceite de oliva, el aceite de girasol, el vino blanco, la sal, los ajos y el perejil, estos últimos machacados en un mortero, hasta conseguir una pasta lo más fina posible. Reservamos.
    Lavamos, pelamos las patatas (si son patatas nuevas y queremos mantenerlas la piel, podemos hacerlo lavándolas muy bien) y las cortamos en bastones grandecitos. También podemos hacer lonchas gruesitas con ellas, eso es como más nos guste. Reservamos. Yo las he frito en abundante aceite de girasol y a medio dorar las he puesto en la bandeja del horno para que se terminen de cocinar.
  • Solomillo de cerdo al horno, preparación 3
  • En una sartén con un poco de aceite bien caliente, marcamos los solomillos por todo su perímetro. No queremos cocinarlos, solo queremos que la carne se selle y los jugos queden en el interior del solomillo cuando lo horneemos, y que quede bien jugoso.
  •  
  •                               
  •  
    Solomillo de cerdo al horno, preparación 4

  • Una vez que la carne está bien sellada, la ponemos en una fuente apta para el horno, y la cubrimos con la mezcla de aceites que teníamos reservada. Los solomillos deben quedar bien impregnados de la mezcla.
  • Espolvoreamos encima un poco de pimienta negra, a poder ser, recién molida.  En los laterales de la fuente, colocamos las patatas, a modo de tubo, a lo largo del lateral.  
  • Metemos la fuente en el horno, a media altura, con calor arriba y abajo. Bajamos la temperatura a 180ºC, y dejamos que la carne se cocine durante unos 15-20 minutos.
  •  
  • Terminada la cocción del solomillo y de las patatas, sacamos la fuente del horno y vamos colocando las patatas en otra fuente donde haremos la presentación del plato. 
  • Retiramos los solomillos, los cortamos en filetes con un grosor de unos 2 centímetros, y los colocamos en la fuente junto con las patatas. Listo para comer.
Solomillo de cerdo al horno

Hoy he hecho los solomillos en un caldero, en lugar de al horno, me resulta más fácil y rápido y las patatas las he hecho fritas. Os mando los pasos.
 
Una vez sellados los solomillos, añadimos la mezcla de aceites, vino, ajo y perejil, dejamos que evapore un poco el vino y bajamos el fuego y tapamos.

Dejamos cocer 20 minutos. sacamos los solomillos y para espesar la salsa añadimos un poco de maizena diluida en agua, removemos bien y servimos.

Y ya está listo para comer.

Solomillos de cerdo al ajillo


 Espero que os guste!!!