miércoles, 1 de febrero de 2017

Berenjenas rellenas de espinacas

Las berenjenas me encantan, pero muchas veces no se me ocurren recetas, y aunque tengo muchos libros de cocina y puedo consultar en Internet, se repite continuamente las berenjenas rebozadas o fritas y siempre acompañadas con tomate y quesos diversos.

Esta receta de Berenjenas rellenas de espinacas, la he encontrado en Internet y me ha parecido de lo más original. Aunque con mi toque personal, pues llevan atún de lata y la idea no se seducía mucho. Al ir preparándolas, me ha parecido que le podía haber añadido unos langostinos. Cuando las pruebe os cuento. También he hecho la mitad de la receta.

Esta receta se puede hacer con antelación y poner en el horno en el momento de ir a comer. Yo lo estoy preparando para la cena, como plato único, pero lo mismo sirve como primer plato que como plato principal, dependiendo de con qué lo acompañemos. Me parece un plato estupendo para un dieta.


INGREDIENTES:

1 Berenjena grande
1 Diente de ajo
1 Cebolla mediana
150 gr de Espinacas frescas troceadas
1 Huevo grande
1/2 Cucharadita de Harina de Maíz
Aceite de oliva
Sal
Pimienta molida
Queso rallado para gratinar.


PREPARACIÓN:

Para preparar estas Berenjenas rellenas de espinacas, partimos la berenjena a la mitad a lo largo y la vaciamos. Yo he utilizado un pelador con cuidado de no romper la piel de la berenjena. Esa pulpa la reservamos mientras preparamos el resto de cosas, la pondremos en remojo con agua y sal, para que suelten el amargor, el agua queda de color oscuro.





Partimos la cebolla y prensamos el diente de ajo y lo ponemos en una sartén con aceite de oliva, a fuego bajo, hasta ablandar.









 




Añadimos la pulpa de la berenjena troceada y salteamos un poco.

Añadimos después las espinacas y dejamos que se cuezan un poco y vayan fundiéndose los sabores. 




 



Salpimentamos.

 Batimos el huevo conn la harina de maíz .











Lo añadimos a la mezcla, removemos bien y rellenamos las dos mitades de berenjena.









Ponemos queso rallado por encima y lo ponemos en el
horno precalentado a 220º, durante media hora por lo menos.


De momoento quedan muy bonitas y huelen muy bien.
Las pasaremos a una bandeja para servir.


Después de probarlas, os diré que nos han encantado.
Y he pensado que la próxima vez que las haga les añadiré unos langostinos o unas gambas....
ya os contaré del nuevo experimento.


Espero que os guste!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario